Los voluntarios españoles de la División Azul

La ofensiva soviética comenzó el miércoles 10 de febrero de 1943, la llamada Batalla de Krasny Bor. Sin embargo, se estancó rápidamente debido a la fuerte defensa de la División Azul española y la División de Policía de las SS alemanas

Aquí, unos 5.000 españoles y alemanes lucharon contra un número superior de 40 a 50.000 soldados del Ejército Rojo.

Los españoles fueron escudo y espada para Europa junto a sus hermanos europeos. En España también se les llama los Héroes de Krasny Bor.

Leer más

El antiguo segundo y último comandante de la 250ª ID (española), el general de división Emilio Esteban-Infantes y Martín, escribió en su libro sobre la „División Azul“:

„… Es un hecho asombroso, pero que caracteriza el espíritu militar de los soldados españoles, que en contra de la orden oficial del gobierno español y a pesar de la correcta puesta en marcha de los transportes de retorno en el lado alemán, numerosos soldados españoles siguen queriendo permanecer en Alemania con una determinación desafiante y seguir luchando en el Frente Oriental. Junto con jóvenes europeos afines de casi todos los países de nuestro continente, fueron aceptados como voluntarios en las Waffen-SS, que pudieron formar dos compañías de voluntarios españolas (101 y 102) en marzo de 1945. …
Las compañías españolas se dividen en varias divisiones y pagan su sacrificio de sangre en los Vosgos, en el lago Balaton, en el Vístula, en el Oder.
 …

Los restos de una compañía española se retiran finalmente a Berlín. Aquí, el 23 de abril de 1945, las unidades de las Waffen-SS se agrupan para defender el centro de la ciudad bajo el mando del jefe de la brigada de las SS y general de división de las Waffen-SS Mohnke.

Una semana después, estas unidades están atrapadas en la Wilhelmsplatz y la Friedrichstraße; aquí luchan ferozmente por cada metro de terreno.

En los primeros días de mayo de 1945, los restos de una unidad de las SS estonias y los hombres de las SS de la brigada francesa „Carlomagno“ se encuentran en la ya parcialmente destruida Cancillería del Reich. Entre esta multitud fantasmal de combatientes de última hora se encuentra también un pequeño escuadrón de españoles. Dirigidos por su capitán Roca, luchan hasta que se agotan las municiones o les alcanza la muerte, impávidos y con el mismo espíritu que los cuatro mil españoles que, en el Voljov, frente a Leningrado y en otras muchas tumbas de soldados en el teatro de guerra europeo, se han convertido en testigos mudos de una hermandad en las armas que merece el recuerdo y el asombro. …“

(E.Esteban-Infantes, La División Azul, p. 134 – 135)

John Scurr, Los voluntarios españoles de Alemania 1941-45

Con el inicio de la campaña alemana en el Este en 1941, España, a pesar de la negativa del Generalísimo Franco a permitir que España entrara en la guerra junto al eje alemán Reich-Italia-Japón, proporcionó voluntarios en la fuerza de una división para su despliegue en el Frente Oriental.

Esta división, conocida en la Wehrmacht como la 250ª División de Infantería (española), luchó de forma destacada hasta octubre de 1943 como parte del Grupo de Ejércitos Centro alemán frente a Leningrado y en el río Volchov.

Al hacerse evidente el cambio de suerte de Alemania en la guerra, Franco llamó a su división en 1943. En su lugar había una „Legión Española“ de entre 1.200 y 1.500 hombres, formada en la zona de Jamburgo con miembros de la anterior 250.ID. También esta legión fue retirada del frente desde enero de 1944 hasta marzo de 1944 con el inicio de la lucha en retirada del Grupo de Ejércitos Centro y transferida de nuevo a España.

Sin embargo, este no fue el fin de la participación española en la lucha contra el bolchevismo. A partir de los españoles que habían permanecido en Alemania a pesar de la amenaza de ser privados de la ciudadanía española y de los nuevos voluntarios que encontraron el camino hacia la Francia ocupada por Alemania a pesar del estricto sellado de las fronteras, se formaron en junio de 1944 un batallón de formación de voluntarios y un batallón de reemplazo de voluntarios (españoles) en el área de entrenamiento militar de Prusia Oriental, Stablack.

Esta formación tuvo lugar inicialmente bajo la dirección de la Wehrmacht. Un antiguo oficial de la „División Española“, Miquel Sánchez, menciona el número de 400 hombres.

La trayectoria posterior de estos españoles se ha documentado hasta ahora de forma muy vaga. Aparte de la División Brandenburg (una unidad especial de la Wehrmacht/defensa militar), no parece que se hayan desplegado voluntarios en el llamado „Cuerpo de Patrulla de los Pirineos“. La medida en que los voluntarios fueron desplegados en las unidades asumidas por las Waffen-SS como „SS-Jagdverbände“ después de octubre de 1944 no puede determinarse debido a la falta de fuentes sobre estas unidades.

Hasta enero de 1945 no se formaron las llamadas „Compañías SS 101 y 102“ con los voluntarios recogidos allí en virtud de la transferencia a las Waffen-SS (como parte de la transferencia de todas las unidades de voluntarios extranjeros a las Waffen-SS, ya desde el otoño de 1944). La mención de algunos voluntarios españoles en 1944 en el campo de entrenamiento de las Waffen-SS de Sennheim/Elsaß, donde los voluntarios germanos recibieron su primera formación militar básica, habla de un interés anterior de las Waffen-SS por los españoles. Pero tampoco se puede documentar con precisión su trayectoria.

Siendo habitual desde 1940 no formar unidades de voluntarios, independientemente de su origen, sin personal de encuadramiento alemán (las legiones de voluntarios eran una cierta excepción, pero también contaban con „instructores“ alemanes); siendo precisamente este personal el que debía velar por las pautas de adiestramiento y despliegue que se aplicaban en la Wehrmacht alemana, diferentes a las de otros ejércitos en Europa; es más que sorprendente que hasta 2005 no se tenga constancia de miembros alemanes en estas unidades de voluntarios españolas, ni siquiera de las filas de las Waffen-SS.

Especialmente la operación en Berlín se menciona más de una vez en las documentaciones. Se menciona una y otra vez la defensa de la Cancillería del Reich en mayo de 1945 por parte de franceses, letones y españoles, así como de otros voluntarios europeos del 11º SS-Frw.PzGrenDiv. „Nordland“. Sin embargo, ¡la mención sólo se hace en relación con el 1 ó 2 de mayo de 1945 en la Cancillería del Reich! (8)

La única fuente que conozco de la mano de un voluntario español es el libro de Miquel Ezquerra (-Sánchez), „Berlín a vida o muerte“, Saluzzo 1980

En marzo de 1954, los prisioneros de guerra españoles en Rusia fueron recogidos en varios campos de Odessa. 94, según otros relatos se conocen 118 muertes entre los españoles durante el cautiverio, se sospecha que 14 más.

Entre los 286 españoles reunidos, 219 pertenecían a la 250ª ID, 7 a la Legión Española, 21 a las Waffen SS y uno a la Legión Aérea Española. El 2 de abril de 1954, llegaron de vuelta a España a bordo del vapor griego „Semiramis“ procedente de Estambul al puerto de Barcelona, tras un periodo de entre 11 y 13 años como prisioneros de guerra rusos.

(John Scurr, Germany’s Spanish Volunteers 1941-45, Osprey-Men-At-Arms-Series No. 103, Osprey Publishing Ltd., Londres, 1980, nueva edición sin cambios 1985, pp.30-31, 39,ver también E.Esteban-Infantes, The Blue Division, p. 147)

Kommentar verfassen

%d Bloggern gefällt das: